Banco de leche materna: cómo hacer el tuyo.

En este post os vamos  hablar de qué es un banco de leche, quien tiene acceso a ellos y como puedes hacer el tuyo propio en casa.

Bancos de leche, solo para casos extremos.

Los bancos de leche, que existen desde hace tan sólo unos cuantos años, son un recurso con el que cuentan familias en situaciones muy específicas, que pueden ver comprometida su lactancia materna.

Tan sólo los bebés prematuros y los bebés enfermos tienen acceso a estos bancos de leche materna. Y dicho acceso tiene que estar firmado por un médico de neonatología, que corrobore que esa necesidad real existe.

Bebé recien nacido conectado a máquinas, enfermo, usuario de banco de leche materna

Por lo tanto, una madre con ciertas dificultades para dar el pecho, o simplemente que se quiera incorporar al trabajo no puede hacer uso de este bien tan escaso.

Más adelante os hablaremos de como podéis donar leche a un banco materno, y así ayudar a otras familias que lo necesitan.

Pero puedes hacerte tu banco de leche casero.

Sea por la razón que sea, para cubrir breves o largas ausencias, porque te incorporas pronto  al trabajo o necesitas disponer de alguna tarde libre, pero no puedes prescindir de tomas, puedes hacerte el tuyo.

Tan sólo necesitas saber como extraerte la leche, ya sea con un sacaleches o de manera manual, y saber almacenarla correctamente.

No necesitas un banco de leche gigante.

Lo primero y principal es que, incluso si estás haciendo un banco de leche materna para incorporarte a la vida laboral, no necesitas un banco de leche materna muy extenso.

Con tener unas cuantas tomas, para uno o dos días, es más que suficiente así que no hace falta que os volváis locas extrayendo leche ni que saquéis el pescado del congelador para llenarlo todo de bolsitas.

Cuando y como empezar mi banco de leche materna casero.

Si no habéis leído el post que hicimos sobre extracción, os recomendamos visitarlo, para saber más en profundidad como debemos extraernos la leche y que cosas debemos tener en cuenta.

Os recordamos que no hay que pasarse horas con el extractor, que es mejor hacer extracciones cortas más frecuentes a lo largo del día. Asimismo el tiempo entre los 0 y los 3 meses es el momento más fácil para hacerlo puesto que nuestra producción es aún continua.

Un dato importante a tener en cuenta es que es mejor conservar la leche en porciones pequeñas, de 30 o 50 ml, tanto a la hora de desperdiciar leche como a la hora de descongelarla.
Si se nos cae la leche, si descongeláis una bolsa y no se la toma, o chupa 2 veces la leche y ya no quiere más, no estaremos desperdiciando tanta leche. Es algo de agradecer, con lo que cuesta a veces sacarse.

¿Dónde guardo mi leche materna?

La mejor manera de almacenar la leche es en bolsas específicas para ello, como las que vende Medela, o en bolsas de alimentación con un buen cierre y que no contengan Bisfenol-A. Esto nos permite almacenar pequeñas cantidades, sin desperdiciar mucho espacio en el congelador.

Diferentes botes y recipientes aptos para almacenar leche materna en un banco de leche

Podéis usar también los propios biberones que traen los sacaleches, o botes aptos para alimentos que sean fáciles de limpiar, pero éstos ocuparán más espacio.

Si vamos a usar la leche materna en las siguientes, 24-48, horas podemos almacenar la leche en el frigorífico, siempre en la parte más posterior y fría del mismo, lejos de la puerta para evitar cambios de temperatura.

Si no, pasamos a congelarla poniendo siempre la fecha de la extracción, y si lo deseamos la cantidad extraída, para consumirla antes de 6 meses.

Algunas cuestiones básicas alrededor del uso de un banco de leche materna.

En otros posts os ampliaremos esta información, pero os dejamos aquí breves pinceladas de las cuestiones que más se repiten a la hora de consultar acerca de bancos de leche materna.

  • Se puede juntar leche de diferentes extracciones, siempre que estén ambas a la misma temperatura.
  • Para descongelarla, lo mejor es mejor es meter la bolsa o el bote en otro más grande con agua muy caliente en el momento de usarla. Tener almacenada la leche en pequeñas cantidades facilita esta tarea.
  • Es mejor guardar toda la leche una sección separada o apartada del congelador. Si tu congelador es un espacio abierto único, puedes optar por almacenar las bolsas o botes en una bolsa zip más grande.
  • Si vamos guardando la leche nueva al fondo, dejando la más antigua delante, evitaremos desperdiciar leche que se ha quedado olvidada en el fondo del congelador.
  • Si has dejado leche en el frigorífico y no la has usado, la puedes congelar, preferiblemente durante las primeras 24 horas.
  • Para la vuelta al trabajo tan sólo necesitas extraerte unas cuantas tomas, como para 2 días. El resto de leche, la puedes ir extrayendo en el trabajo o mientras el bebé está al otro pecho y dejarla en el frigorífico para el día siguiente.

En el post de como ofrecer la leche materna os hablamos un poquito más de como descongelar, calentar y ofrecer la leche materna.

Un dato importante antes de hacer un banco de leche materna gigante.

Antes de empezar con tu banco de leche materna, te queremos hablar de la lipasa. Es un componente de la leche materna, cuya cantidad y características pueden variar de madre a madre.

Este componente, si actúa de manera muy rápida, puede hacer que la leche tome un sabor que puede que los bebés rechacen (a algunos les da igual).

Por ello, antes de hacernos un banco de litros y litros de leche, os recomendamos hacer un minibanco de varias bolsitas, y ver como se comporta nuestra leche.
Si tiene mucha lipasa, procederemos a escaldar la leche antes de almacenarla en el congelador.

¿Y si quiero donar mi leche materna a un banco de leche público?

En otro post, más adelante, os contaremos como podemos ayudar a otras familias con nuestra leche materna.

Os explicaremos los requisitos y el proceso para ser donante, los pasos a seguir y como será la dinámica para extraernos leche y hacérsela llegar al banco.

Sin comentarios

Deja un comentario

Gestión de rabietasGestión de rabietasRuth Gimenez y Pilar Martinez en la I jornada de lactancia materna de EdulactaI Jornada de Lactancia Materna Edulacta
A %d blogueros les gusta esto: