Contacto piel con piel: beneficios para la lactancia materna

Hace unos años y, por desgracia, aún hoy en día en algunos lugares, no se le daba la importancia al contacto piel con piel entre madre y bebé nada más nacer. Se hacían una serie de rutinas con el bebé que eran totalmente innecesarias y, sobre todo, que podían posponerse.

Hoy en día se está convirtiendo en común, gracias al empoderamiento de las madres y al apoyo de estudios científicos, el contacto piel con piel durante las primeras horas, días y meses de vida del niño.

En este post vamos a contarte qué beneficios podemos encontrar y de qué forma se convierte en un facilitador de la lactancia materna.

El comienzo de todo.

Cuando el contacto piel con piel se realiza en la sala de partos (o en el sitio donde haya tenido lugar el nacimiento), las probabilidades de una lactancia materna exitosa aumentan considerablemente.

En el momento en que un bebé nace, ya está preparado para mamar. Durante el parto se produce una serie de procesos hormonales (tanto en la madre como en el niño) que serán responsables de ese momento en el que sea capaz de reptar y arrastrarse hasta el pecho de su madre.

Contacto piel con piel

De ahí la importancia y la defensa también de un parto lo más natural posible. Cuanto más intervenido y hospitalizado es el parto, menos posibilidades hay de que todo fluya de manera tan natural, entre otras cosas por inhibir este tipo de hormonas.

No solo el primer momento.

Como defensoras de la crianza con apego, sabemos que el contacto piel con piel no solo es beneficioso en el momento del parto, sino que es una práctica muy recomendable que podríamos seguir manteniendo en el tiempo.

Para ello, el porteo ergonómicolos primeros meses de vida sería la mejor opción. Este tipo de porteo (el único seguro para la salud del bebé), nos ayudará no solo a crear y mantener mejor el vínculo, sino a conservar los beneficios del piel con piel a largo plazo.

mother-1171569_1920

Contacto piel con piel: beneficios.

El principal que defendemos aquí, como GALM, es el de ser un facilitador de la lactancia materna. En este post ya os hablamos de la lactancia durante los primeros días, por si quieres saber más.

Sin embargo, los beneficios están más que demostrados en muchos ámbitos. Aquí te dejamos solo algunos de ellos:

  • Libera hormonas que reducen el estrés en madre e hijo (y también facilitan la lactancia).
  • Regula la temperatura corporal del bebé.
  • Regula la respiración y el ritmo cardíaco del niño.
  • Se conoce una relación con lactancias más prolongadas.
  • Los bebés lloran menos, lo que supone menos estrés para ambos y mayor bienestar emocional.
  • Hay menos posibilidades de que la madre desarrolle depresión postparto y mejora el vínculo entre ambos.
  • Durante los primeros meses, practicar piel con piel gracias al porteo ergonómico, nos ayudará a tener una mayor libertad de movimiento (sobre todo necesaria si existen hijos mayores) a la vez que mantenemos el contacto con el bebé.
  • Se consigue antes que se regulen los niveles de azúcar en sangre.
  • Se produce un mejor agarre espontáneo del bebé que si el contacto se realiza después.
  • En la madre se produce mayor liberación de oxitocina y en ese postparto inmediato, ayuda a que el útero recupere su tamaño normal y se coloque antes.

En bebés prematuros: método madre canguro.

La importancia de esta práctica pasa a ser vital si hablamos de bebés prematuros. Cada vez se defiende más el que, durante su estancia de cuidados en neonatos, el bebé pueda practicar el método canguro con la madre durante todo el día.

Se ha demostrado que esta práctica aumenta la supervivencia de los bebés nacidos prematuramente, así como mayor rapidez en la mejora de su situación. Al reducir el estrés permite un mejor desarrollo neuronal y la regulación de la temperatura y estabilización de la respiración (disminuye también las situaciones de apnea o cese de respiración) son beneficiosas para mejor recuperación.

Mejora también su sistema inmunitario, ayudándole a ganar peso más rápidamente y a recuperarse antes.

Por supuesto, los beneficios también se trasladan a los padres, que llevan esta situación que puede llegar a ser traumática, de mejor forma emocional y físicamente (sobre todo en el caso de la madre).

Porteo ergonómico

Quién recomienda el contacto piel con piel.

  • La OMS en varios de sus tratados defendiendo partos más humanizados, además del método madre canguro del que ya hemos hablado en esta guía.
  • La Asociación Española de pediatría, incluyendo además la importancia en partos que acaben en cesárea.
  • A través del sistema nacional de salud con la guía de buenas prácticas en las estrategias de atención al parto y salud reproductiva.
  • También está apoyado por la Asociación Americana de Pediatria y casi todas las instituciones oficiales de salud.

Por supuesto, además de todo lo anterior, el contacto piel con piel suele ser la situación perfecta para madre e hijo y el inicio de una crianza con apego.

Crianza con apego

No dejarle llorar, darle afecto y cariño cuando lo necesite, mantenerlo cerca de nosotros, que pueda olernos, vernos, escucharnos y sentirnos… Todo lo que demostramos hacia nuestros hijos a través de esta práctica es que siempre vamos a estar ahí. Que les hemos tenido para cuidarles, protegerles y quererles.

No, con amor los hijos no se malcrían. Al contrario, se educan en ese amor, respeto y sentimiento hacia la vida y hacia los demás. La seguridad y la autoestima se verán reforzadas y la felicidad de los padres aumenta.

 

1 Comentario

  • jersy on 10 julio, 2019

    Muy buena información, es de gran ayuda sobre todo para aquellas madres primerisas.
    Recomiendo este libro que al igual es muy lucrativo:
    http://bit.ly/Amamantaatubebe

Deja un comentario

Como organizar la vuelta al trabajoOrganizar la vuelta al trabajo, vista de una madre trabajando con un portatilFoto de niño tomando teta mirando a su madre, para el post Lactancia materna en bebés mayoresLa lactancia materna en bebés mayores y niños grandes.
A %d blogueros les gusta esto: